azucar-light-edulcorantes

Endulzantes Artificiales, amarga realidad

Hace unas semanas escribí sobre el efecto tremendamente negativo que tiene el azucar sobre la salud y sobre la adicción de la sociedad actual a la misma.

Todo el mundo sabe que el azúcar tiene muchas calorías ‘vacías’, y por tanto se han puesto de moda en los últimos años los endulzantes artificiales, como la sucralosa o el aspartame. Sin embargo, aparte de ser poco efectivos (a pesar de su elevado uso los índices de obesidad siguen aumentando) estos endulzantes químicos tienen otra serie de efectos nocivos para la salud que los hacen tan peligrosos o más que el propio azúcar.

639b30f0c4a9a62a48968f57f611af82_articleSucralosa

La sucralosa se obtiene añadiendo tres moléculas de cloro a la molécula original del azúcar, y tras un largo proceso (patentado en su momento por Splenda) el químico que se obtiene está más cerca del famoso agente naranja que del azúcar. De hecho los químicos que lo descubrieron estaban en realidad  intentando desarrollar un nuevo insecticida, pero cuando se dieron cuenta de que este nuevo ‘insecticida’ era extremadamente dulce (600 veces más que el azúcar) decidieron retocarlo para producir el ya conocido endulzante (mucho más rentable que los insecticidas).

Lo que los fabricantes nos intentan hacer creer es que al tratarse de un tipo de azúcar no presente en la naturaleza, nuestro cuerpo es incapaz de metabolizarlo, y por eso no aporta calorías. Según ellos pasa por nuestro cuerpo sin generar ningún impacto. Sin embargo, estudios realizados por el FDA (Food and Drug Administration – encargado de aprobar medicamentos y productos alimentarios en Estados Unidos) y otros investigadores demostraron que entre el 11 y el 30% de la sucrolosa ingerida sí es absorbida por nuestro organismo, con consecuencias potencialmente negativas para nuestra salud. Algunos de los daños provocados por la sucralosa son:

  • Reducción en un 50% de las bacterias intestinales beneficiosas
  • Aumento del peso corporal
  • Reducción de los glóbulos rojos
  • Aumento en la infertilidad masculina, al interferir en la producción de esperma y en la vitalidad
  • Lesiones en el cerebro en dosis más elevada
  • Aumento de riñones calcificados
  • Aumento de la probabilidad de aborto espontáneo

Aspartame

Y si piensas ahora que la sucralosa es mala para tu salud, te aseguro que el aspartame es mucho peor.  Desde 1974 a 1985 el FDA se negó a aprobarlo para consumo humano debido a los múltiples estudios que lo relacionaban con todo tipo de trastornos de la salud (dolores de cabeza y jaquecas, mareos, ataques, náuseas, entumecimiento, espasmos musculares, aumento de peso, sarpullido, depresión, fatiga, irritabilidad, taquicardia, insomnio, problemas visuales, palpitaciones cardiacas, dificultades respiratorias, ataques de ansiedad, dificultades para hablar, pérdida del gusto, zumbidos en el oído, vértigo, pérdida de la memoria y dolores a las articulaciones).

En 1985 sin embargo, la empresa Monsanto (creador del aspartame y la principal compañía de productos transgénicos) aprovechó su gran influencia en el gobierno para lograr la aprobación de este producto, a pesar de que muchos estudios posteriores han seguido demostrando los problemas que genera su consumo, ligándolo en estudios recientes con aumentos de enfermedades neuronales y del sistema nervioso, como tumores cerebrales, esclerosis múltiple, mal de parkinson y alzheimer.

El aspartame está compuesto por tres substancias químicas: ácido aspártico, fenilalanina y metanol. El metanol en el aspartame se convierte en formaldehido en la retina del ojo, y el formaldehido se agrupa en la misma clase de tóxicos que el cianuro y el arsenico. Es decir, el aspartame puede considerarse técnicamente un veneno, que si bien no mata de manera súbita como otros, va dañando tu salud de manera gradual e irreversible.

Te recomiendo leer este artículo para obtener más detalle: http://vidasostenible.lacoctelera.net/post/2009/06/14/jueves-9-octubre-2008-aspartamo-como-dana-tu-cerebro

Otro documental interesante sobre el efecto del aspartame en el cuerpo es ‘Sweet Misery: a poisoned world‘.

El aspartame está presente en las principales bebidas ligth, como coca-cola light (o diet coke), coca-cola zero o diet pepsi / pepsi light. Estas compañías (junto con Monsanto, Nutrasweet, Splenda…) invierten billones de dólares para asegurar que esta información no se conoce, o al menos en intentar que se mantenga semi-oculta mientras se siguen aprovechando de nuestra debilidad para llenarse los bolsillos (parte de la conspiracion de la industria alimenticia).

images-1¿Y si necesito un endulzante?

En la entrada anterior ya comentaba que debes  transicionar hacia endulzantes más naturales, como por ejemplo la miel o la stevia, que procede de una planta originaria de Paraguay, y que aparte de tener propiedades digestivas evita el aumento del azúcar en sangre y por tanto los picos de insulina (importante si quieres perder peso).

Sé que no es realista pensar que de la noche a la mañana vayas a eliminar tu consumo de estos productos (al fin y al cabo estamos en esta situación por la adicción que generan) pero sí creo que es relativamente sencillo reducir a la mitad la sucralosa o aspartame que consumes, y así reducir también significativamente los efectos dañinos sobre tu cuerpo

Dentro de los endulzantes artificiales, los alcoholes del azúcar, tipo Xilitol o eritritol parecen ser más seguros que los anteriores, y de momento los estudios sólo los ligan a posibles problemas gástricos ingeridos en altas cantidades o en personas especialmente sensibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s